Adiós impresora, adiós

Apréciese en la foto el pedazo de impresora (tecnología punta, oiga) que tenemos en el departamento. No se trata de nanotecnología, así que dejen ya de buscar en la foto que no hay nada, era simple ironía. Y es que uno de los pocos privilegios que teníamos por aquí era una impresora ¡A COLOR!. Rápido se corrió la voz y pasó lo que tenía que pasar … apareció el gran jefe y dijo que nuestra impresora era de vital importancia para otro departamento donde ya contaban con una en blanco y negro, así que haciendo gala de nuestras grandes influencias con las alturas, ahora imprimimos en red y el otro departamento pasa a tener 2 impresoras.

Pero yo lo comprendo. Seamos realistas, era algo necesario, … esas fotos con la familia de picnic, los niños con la abuela comiendo tortilla de patatas, lucen mucho mejor a color que en blanco y negro. Así, las paredes del otro departamento rebosan glamour a espuertas, gracias a todas esas fotos de familiares oriundos de Mordor, que nuestra ex-impresora se encarga de elaborar.

Nosotros, por nuestra parte, estamos encantados con tener que ir a otros despachos cada vez que imprimos un papel, con la consiguiente cara de júbilo de los compañeros que consideran el tóner y papel como “su tessoooorooo”.

Anuncios

7 Responses to Adiós impresora, adiós

  1. Retrasado SF dice:

    Gutemberg era una maricona. Deja garabatos por los pasillos y convierte Administración en una pseudo cueva de Altamira.

  2. Jorge dice:

    Me recuerda que hace ya unos años, yo también me quede sin impresora en la office del laburo ofcial, resulta que se quemó la placa lógica de la impresora, que dicho sea de paso tenía 11 años. Como era más barato comprar una nueva antes de arreglarla, nunca se arreglo, pero tampoco se compró otra. Y bueno le dijo el burro al freno, y le metió para adelante nomas, seguimos dándonos mañas para realizar las impresiones por otros ámbitos, cuando estas son necesarias.
    Saludos Santiagueños.

  3. Ozé dice:

    Nada que un martillo, un cincel y unas cuantas piedras no puedan resolver.

  4. peterlove dice:

    Más que martillo y cincel, yo propondría regresar a épocas pre-imprenta, cuando los monjes se encerraban en los monasterios y copiaban, de su puño y letra, los libros que interesaban a la gerontocracia sacerdotal.

    En todo caso, habría que crear nuevos departamentos en todas las Administraciones, del tipo “Departamento de tratamiento de la tinta del pulpo” o “Departamiento de aprovisionamiento de papito” (y, si uno quiere llegar, “Departamento de producción de pulpa para papel”).

    Por suerte, en mi Departamento también hay una impresora láser en color, por la que he sacado varios borradores de temarios de oposiciones (me los hago yo) hasta que me he sacado la plaza.

  5. peterlove dice:

    Corrección de errores: En el mail anterior, donde dice “papito”, debe leerse “papiro”.

    Un saludo al santiagüeño y a los demás habituales de este blog.

  6. Jarto dice:

    Gracias a todos por vuestros impagables consejos: pinturas rupestres, martillo y cincel, pluma y papiro, impresora de 11 años, ….

  7. Hay un remedio infalible: coge el cable de red y te lo enchufas en la oreja. Es importante que cuando le des a “imprimir” te tires un pedo o se te colapsará el disco duro. En ese momento abre la boca y tachán…el documento en color y 3D en tus narices.
    Animo compañero…seguimos tu lucha!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: