El Señor de los Cartones

30 mayo, 2008

Los que se dejan caer por estos lares ya conocerán de mi especial vínculo con el universo cartonil; un par de muestras aquí y aquí. Y está claro que ahora no iba a ser menos. Ha sido desaparecer la impresora (ver post anterior) y ocupar rápidamente su lugar una flamante y enorme caja cartón a cuya inmutable presencia, en vista de las experiencias anteriores, tendremos que acostumbrarnos en los próximos trienios. Por supuesto, ya se ha dicho que no la tiremos pues es de vital utilidad. ¡Qué gran verdad!, no veas como realza la decoración de la oficina; lo puedo ver en los fascinados ojos de los ciudadanos que admirados ante esta imagen de Administración moderna y cartonera piensan “Ojalá tuviera yo una caja así en mi salón”, pero este privilegio no está al alcance de cualquiera, hay que estudiar muchas horas y aprobar unas oposiciones para vivir esta experiencia mística de vertedero administrativo.


Adiós impresora, adiós

16 mayo, 2008

Apréciese en la foto el pedazo de impresora (tecnología punta, oiga) que tenemos en el departamento. No se trata de nanotecnología, así que dejen ya de buscar en la foto que no hay nada, era simple ironía. Y es que uno de los pocos privilegios que teníamos por aquí era una impresora ¡A COLOR!. Rápido se corrió la voz y pasó lo que tenía que pasar … apareció el gran jefe y dijo que nuestra impresora era de vital importancia para otro departamento donde ya contaban con una en blanco y negro, así que haciendo gala de nuestras grandes influencias con las alturas, ahora imprimimos en red y el otro departamento pasa a tener 2 impresoras.

Pero yo lo comprendo. Seamos realistas, era algo necesario, … esas fotos con la familia de picnic, los niños con la abuela comiendo tortilla de patatas, lucen mucho mejor a color que en blanco y negro. Así, las paredes del otro departamento rebosan glamour a espuertas, gracias a todas esas fotos de familiares oriundos de Mordor, que nuestra ex-impresora se encarga de elaborar.

Nosotros, por nuestra parte, estamos encantados con tener que ir a otros despachos cada vez que imprimos un papel, con la consiguiente cara de júbilo de los compañeros que consideran el tóner y papel como “su tessoooorooo”.


Milana bonita

12 mayo, 2008

No quiero parecer antiecologista, quizás sea cosa del cambio climático, pero el caso es que este año las dependencias administrativas están plagadas de unos pajarracos negros similares a los cuervos, pero algo más pequeños. Están por todos lados y no temen a los humanos, anidando en los sitios más insospechados, como por ejemplo en el macetón que hay a la entrada de un edificio (ver foto).

Uno deja volar la imaginación y por un momento puede sentirse protagonista de películas de culto como Los Pájaros de Hitchcock, El Cuervo, o alguna de terror gótico, …., aunque a mí realmente la que me viene a la cabeza es “Los Santos Inocentes” que es lo que más le pega a nuestra querida Administración, con los jefes haciendo de señoritos y yo como un auténtico Azarías administrativo, orinándome en las manos para que no se agrieten de darle a las teclas del ordenador. Así que, el otro día vi al grajo que salíó del nido de la entrada y se posó en el tejado, me miró fijamente, y yo no pude evitar lanzar a grito pelao: “¡Kiaaaa!, Milana Bonita, Milana Bonita”.

Evidentemente, el pájaro pasó de mí y no me hizo ni puñetero caso, pero a cambio he visto acrecentada mi envidiable reputación de tarado ante mis compañeros.