Felices fiestas

26 febrero, 2008

photo0050k.jpg 

Vísteme despacio que tengo prisa, dice el refrán y la Administración no va a ser menos. A veintipico de febrero todos los trabajadores de mi sede hemos recibido un pequeño detalle navideño consistente en una botellita de aceite de oliva acompañada de su correspondiente christmas navideño en el que el alto cargo político nos desea unas felices fiestas.

Está claro que el actual calendario romano es un despropósito y una vulgaridad total, de modo que aquí nos regimos por el calendario sumerio, que es mucho más cool. Así que, discúlpenme, que ahora tengo ir a montar el Belén. “Campana sobre campana y sobre caaampaaanauuunaaa …”

Anuncios

La mesita de noche

17 febrero, 2008

photo00261.jpg 

Ya he sido trasladado a mi nueva ubicación (ver post anterior). En el nuevo despacho de Pin y Pón, diseñado para una persona, ahora vamos 3. Dado que somos un departamento jerarquizado: 1 representante de la nobleza viejuna, 1 plebeyo joven (yo) y 1 esclavo subcontratado; se ha procedido a resolver el problema medievalmente, es decir, cada cual recibe lo que le corresponde según su clase. Así, el de más trienios lo conserva todo tal y como estaba, yo, en cambio he recibido una coqueta mesita, un pelín más grande que una mesita de noche, estilo Luis XVI (por lo vieja que es), con contrachapado imitación pino carrasco, que posiblemente la conviertan en algo único, pues se trata de la mesa más fea e incómoda del mundo. Dadas sus dimensiones, he de juntar las piernas, de manera que cuando llevas mucho rato así los testículos sufren, por lo que probablemente me vea en la tesitura de amputarlos por el bien de la Administración. En cuanto al subcontratado (ahora está provisionalmente en otras dependencias), como no cabe, todo apunta a que será exterminado. Nótese el salomonismo de la Administración en su toma de decisiones.


El camarote de los hermanos Marx

7 febrero, 2008

imagemarx1.jpg

Me acaban de comunicar un futuro traslado “provisional” por razones de obras, junto con dos compañeros más, a un despacho unipersonal. Es decir, donde cabe 1, caben 3.

Teniendo en cuenta que el término “provisional” en la Administración alcanza dimensiones desconocidas, dado que la unidad de medida del tiempo es el trienio, no quiero ni pensar lo que se me avecina: veranos idílicos con la sensación de estar en un vagón de metro en hora punta, síndrome de la clase turista sin necesidad de montar en avión, sintiéndome cual gallina de granja industrial en mi cubículo. Todo son ventajas, y la verdad es que estamos muy ilusionados, porque ahora más que nunca, los tres compañeros vamos a ser una piña, en el sentido más literal de la palabra.


Burrocracia a granel

4 febrero, 2008

photo0068.jpg

Esto que arriba ven es una solicitud de concurso de traslados. Nótese su grosor, más de 200 folios. Ha sido un auténtico placer rellenar este ligero formulario, escribiendo mi nombre, DNI, puesto, fecha, etc. en cada folio, una y otra vez, hasta el borde de la extenuación y la locura burocrática. Y es que a 7 años después de la Odisea en el Espacio, esto es lo que hay.

¿Y la vía telemática?, se preguntarán. Existir existe, para así dar una imagen moderna, lo que pasa es que hay un pequeño matiz a tener en cuenta, y es que no funciona. Ni falta que hace; papel y boli Bic de toda la vida, así es como se curten los funcionarios de verdad, ni siglo XXI ni ostias, la tecnología es Satán y no dejaremos que venga a corrompernos con su veneno. ¡Qué vuelvan el pergamino y la pluma!.