Síndrome de Diógenes laboral

30 octubre, 2007

photo0062.jpg photo0063b.jpg

El día en que mi compañero empezó a decir a todo el mundo que no tiraran las cajas cartón, sino que se las dieran a él porque le podían servir, no alcancé a comprender la maginitud y consecuencias que este hecho traería consigo y como afectaría a mi vida administrativa.

El personal de la Administración es gente de bien y con buen corazón, por lo que no dudan en ayudar al necesitado. De este modo, empezaron a llegar cajas de cartón, una tras otra, y cuantas más llegaban, más quería el compañero. Jamás se ha llevado una a casa, así que tenemos la oficina llena de cartones, con el consiguiente realzamiento de imagen que esto supone; de hecho, estoy pensando en recostarme sobre los cartones con una gabardina sucia y una botella de vino barato, cual vagabundo, para no desentonar en tan bizarro paisaje.

Estamos tratando de tener comprensión, porque el compañero está enfermo por el síndrome de Diógenes laboral (sólo le pasa en el trabajo, su casa la tiene como una patena); eso sí, el día menos pensado vendo los cartones al peso y me saco un sobresueldo.

Anuncios

El blog cumple un año

25 octubre, 2007

photo0049c.jpg 

Un año ya de Funcionata. Ante la vulgaridad de una tarta, he optado por un elegante melón, que tiene más clase, para la celebración.

Paso a narrar el origen este periplo bloguero:

El blog nació de forma absurda y casual. Yo lo único que quería era poner un comentario en el blog de un amiguete. No tenía ni idea de esto de la web 2.0. Clické donde no debía y salió “paso 1”, continuar, “paso 2” continuar y “ya tiene usted su blog”, así empezó esto que ahora veis. Pensé que ya que lo había creado, lo iba a usar. La temática fue fácil de encontrar. Día a día, rodeado de un surrealismo y frikismo administrativo, decidí desahogarme con el firme propósito de poner punto final al blog en el momento en que alcanzara un entorno administrativo cuerdo y racional. Un año después, y tras pasar por 3 destinos, el blog sigue vivo y creo que hay cuerda para rato.

Saludos, agradecimientos e invitación a melón a tod@s los que se dejan caer por aquí.


El informático manejando tecnología punta

17 octubre, 2007

photo0054k.jpg 

La foto es esclarecedora. El infórmatico siempre va a todos lados, despertando envidias, acompañado por una sofisticada herramienta tecnológica: … LA CARRETILLA. De complicado manejo (hace falta el carnet Z1), este instrumento del futuro se compone de hierro (del que pesa y se oxida), mangos de madera (imitación pino) y ruedas con increíbles llantas de plástico.

Sus Altezas Reales los Ordenanzas están descansando en sus aposentos y nadie puede perturbar la paz de su reposo, bajo pena de 1.000 latigazos, así que el afortunado informático sólo es ayudado por mí, que tengo la desgracia de ser su amigo, y el jardinero.

Las actuales dependencias administrativas se componen de varios edificios separados por jardines, de modo que el informático está muy entretenido esperando la llegada de la hernia. El jardinero, hombre de buen corazón, ha ofrecido su mula mecánica con remolque  para ayudar, dando pie a una imagen bucólica y metafórica de la Administración: imaginemos por un momento ese jardinero y su inseparable gorro de paja, transportando en el remolque de la mula mecánica cajas de tecnología con sus letreros de “Frágil”, “Atención”, “Cuidado”, “Manipular sólo por expertos”, …. Toda una oda a la modernización.


Y dale con los memes

11 octubre, 2007

a43d6gfcaqf4o73ca54lxckcagfv0cdca5int3gcaskka6bcakp6ezacaq5kbhhcaek18sqcanx8x3qcaasqti0cajnvh1vca5it2rwca4ennaycaprb9incajxypqwcat85fq3ca4ojofu.jpg 

Ya he descubierto que el origen de esta proliferación de memes reside en Lady Noemí y dado que el Sr. Murator es siervo del mal, me transmite sin complejo alguno esta plaga.

Esta vez se trata de responder a 10 preguntas un tanto absurdas, pero me voy a mojar:

1 Coger el libro más cercano, ir a la página 18 y transcribir la línea 4: “por pesados párpados.” de El que habla con los muertos  obra de Brian Lumley

2 Cuenta lo último que viste en la tele: Buenafuente

3 A parte del ruido del ordenador, ¿qué más se escucha en este momento?: “Hush” de Deep Purple

4 ¿Cuándo te reíste por última vez? Esta mañana, cuando el informático me contó que rendía culto al Flying Spaguetti Monster

5 ¿Cómo estás vestid@ en este momento? Sombrero mexicano y calcetines (en su casa, cada uno va como le da la gana)

6 Algo que los bloggers no sepan sobre ti: Pues que castigaba la guitarra y berreaba en un grupo de punk-rock

7 ¿Cómo son tus manos? Humanas, ni palmípedas, ni pezuñas.

8 ¿Qué ves desde tu ventana? A una mujer del bloque de en frente tender unas bragas, que por sus dimensiones, parece que esté izando la bandera de la paz.

9 ¿Qué imagen podría definirte? Una oveja devorando a un lobo.

10 ¿Qué hay en las paredes donde te encuentras ahora mismo? Además de los ricos tapices del siglo XVI, en las paredes de mi mansión también hay un póster de Korpiklaani .

Acabé,  y esta vez no le paso el meme a nadie en concreto porque es un poco largo y no quiero marear a la gente. Que lo haga el quiera, en su blog o en los cometarios de este post. Por mi parte, dosificaré la ración de memes a uno por mes, porque si no esto es un no parar.


Echando raíces

8 octubre, 2007

photo0054r.jpg 

Ya en su día os hablé de Manoli , en relación con el elegante hábito de dejar grandes objetos en mitad de cualquier sitio, permaneciendo éstos inmutables hasta su fosilización. Pues bien, ya llevamos un mes con esto (nótese sus generosas dimensiones) en el porche de la entrada.

La limpiadora vive ilusionada con que nos van a poner ascensor, pero en realidad se trata de un rack, un armario empleado en informática para poner los routers. Hasta ahora sólo tiene una utilidad y es la de hacer el friki emulando a José Luis López Vázquez en “La Cabina“.

Evidentemente, todo el mundo se comporta como si este mamotreto ahí plantado en mitad de la entrada fuera lo más corriente del mundo; yo no voy a ser menos, y hasta el otro día le di los buenos días, haciendo gala de una normalidad plenamente asumida. Por lo que se ve, hay que empezar a acostumbrarse a su presencia, de hecho ya han empezado a salirle raíces, y si Dios quiere, en primavera florecerá.